En frecuencia contigo


LA MAGIA  DE LOS ABRAZOS

LA MAGIA DE LOS ABRAZOS

Los abrazos  al igual que la risa y la música son herramientas, que la sabiduría de la naturaleza nos ha regalado y a la que nosotros, en nuestro afán del día a día, de mirar nuestro correo de responder nuestros mensajes del  perfeccionismo inalcanzable, nos hemos dedicado a través de muchos años a contaminar, desvirtuar y hasta casi  aniquilar la sensación del  abrazo.

El fundamento científico del alto poder terapéutico del abrazo, queda marcadamente de manifiesto en el gesto de la madre cuando toma a su hijo y al igual que en el alumbramiento o cuando le amamanta, su cerebro se encuentra segregando la maravillosa hormona de la oxitocina, conocida por ser la hormona del "apego". Gracias a ella, él bebe se siente unido a su madre y resguardado de todo peligro.

Pero todavía hay más, en el acto del abrazo no solamente actúa la oxitocina, sino que también, el abrazo activa en el cerebro la liberación de serotonina y dopamina, por lo que resulta fácilmente entendible la razón por la que experimentamos una maravillosa sensación de dicha ,tranquilidad, armonía y plenitud en el momento de recibirlo.

Sin embargo y a pesar de estas maravillosas razones fisiológicas lo hemos dejado en el cajón del olvido, cuando se habla de abrazos, se hace  pensando en una  herramienta fundamental del lenguaje no verbal, este maravilloso lenguaje que no conoce de idiomas, que comunica desde la diversidad y sin distinciones, con una alta eficacia las emociones que experimenta nuestro cuerpo y que nuestros sentimientos quieren transmitir.
 

"Un abrazo expresa más que 1.000 palabras"
 

Probada está la utilidad de los abrazos en todas aquellas situaciones en que sobran las palabras o no logramos encontrar las adecuadas.

Los abrazos  desconocen los límites del tiempo y el espacio, no tienen plazo de caducidad, pues basta con cerrar los ojos y mirar en el cajón de los recuerdos,  para abrazar, no hacen falta brazos; es posible abrazar con la palabra, con la mirada, con un perfume, una melodía y con una sonrisa

Nuestros niños  se encuentran ávidos de ser abrazados y dispuestos a devolverlos con alegría y dedicación, el abrazo más que una aptitud es una actitud, una posición frente a la vida hacia lo que nos alegra el alma y el corazón sin costo alguno.

    

       Un gran abrazo

  • Nos rescatan de la soledad y el aislamiento, no estamos solos, no somos el centro del universo, somos el universo.
  • Guían el auto conocimiento potenciando la autoestima.
  • Facilitan los desbloqueos físicos y emocionales.
  • Nos permiten vivenciar la integración de cuerpo, mente y emociones.
  • Nos ejercitan en la empatía.
  • Nos sitúan plenamente en el aquí y el ahora.
  • Favorecen la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.
  • Estimulan la gratitud.
  • Despiertan la creatividad.
  • Favorecen el entrenamiento de respuestas asertivas.
  • Devuelven la ilusión, la alegría y el buen humor, puesto que la risa es su fiel compañera.
  • Le brinda reconocimiento y protección a nuestro "niño interior".
  • Potencia la resiliencia.

Esta es la gran invitación regalemos abrazos a nuestros niños y a esas personas que crecen a nuestro lado.


Fecha de publicación: 30/03/2015

  • Proyecto internacional
  • Proyecto bilingue
  • SGS
  • Caminando por Colombia
  • Bus esCol
  • Red Papaz
  • LMS
  • Política de Seguridad Vial
  • Clima Lab