En frecuencia contigo


EL JUEGO EN EL APRENDIZAJE

EL JUEGO EN EL APRENDIZAJE

red.estrategias.2016.

Hablar del juego puede llegar a generar diferentes pensamientos y sensaciones, es inevitable recordar cómo fue nuestra etapa de juego y como este marcó  importantes momentos de nuestra vida. Amigos, situaciones lugares, juegos y juguetes se mezclan para darnos una idea de cómo fue nuestra niñez.

Inevitablemente niñez y juego van de la mano, no se pueden separar, es la primera forma en que como niños empezamos a interactuar con el mundo, lo conocemos, lo interpretamos y aprendemos con él  muchas cosas que sin él no fuera posible.

El bebé inicia un juego motor muy importante para su desarrollo, aprender a moverse, explorar sus partes, sentir las texturas, trasladarse en el espacio, alcanzar los objetos, ir a donde quiere y empezar a ver el mundo desde diferentes posiciones, alimentando su cerebro y madurando, formando así la base la cual se construirán conceptos, se desarrollarán habilidades y se aprende a vivir en sociedad.

El juego motor se extiende por toda la etapa preescolar con mucha fuerza y en primaria con menor pero siendo significativo en las dos. En el preescolar el juego se constituye en la principal ocupación de los niños y aunque están escolarizados no es la educación formal la su principal ocupación sino el juego.

Siendo el Juego tan importante no es posible entender el desarrollo sano de los niños sin el juego y mucho menos en etapas tempranas del desarrollo. El juego característico de esta etapa es el juego motor por tanto todas las oportunidades para fomentarlo son válidas y hasta indispensables. Salir al parque, jugar con agua, ensuciarse, saltar, jugar en el pasto, trepar, saltar, dar botes hacer rolos, las rondas, las canciones, jugar con los amigos afuera, salir de paseo, caminar, acampar, andar descalzos, pintar…… constituyen las actividades principales de los niños de los 2 a los 7 años, siendo estas las que permiten madurar adecuadamente y estar preparados para cualquier aprendizaje al que se deban enfrentar.

Entre más oportunidades de jugar tenga un niño mejor será su madurez y desarrollo de habilidades fomentando la experimentación, la comprensión y el análisis de su realidad. El juego además está íntimamente relacionado con la formación de los hábitos y el desarrollo e instauración de las funciones ejecutivas tan importantes para adquirir autonomía y control de sí mismo. Entendiendo funciones ejecutivas la organización la planeación, la evaluación y la evaluación de nuestro desempeño

La familia, el colegio y todos aquellos agentes que interactuamos con los niños debemos fomentar de manera consciente el juego como forma de crecimiento y aprehensión de la realidad y encaminar en cada etapa de desarrollo de los niños el juego que permita desarrollar las potencialidades de cada quien.

En la adolescencia y la juventud el juego se transforma en diversión y hobbies, en la adultez en ocio, el ser humano siempre quiere jugar, es su forma natural de entender el mundo, recrearse y renovarse.

! ASÍ QUE A JUGAR!

 

Bibliografía

Hildegar Hetzer, El juego y los Juguetes. Editorial Kapelusz.1980

Cómo estimular en su hijo el deseo de aprender. Editorial Norma. 1991.

Nury Constanza Ramírez

Terapeuta Ocupacional

Universidad Nacional

Ciclo 1


Fecha de publicación: 15/05/2017

  • Proyecto internacional
  • Proyecto bilingue
  • SGS
  • Caminando por Colombia
  • Bus esCol
  • Red Papaz
  • LMS
  • Política de Seguridad Vial
  • Clima Lab