En frecuencia contigo


TERAPIAS, ¿MODA O NECESIDAD?

TERAPIAS, ¿MODA O NECESIDAD?

En los últimos tiempos en el entorno de nuestros niños y jóvenes se viene escuchando una palabra que cada día se hace más espacio en nuestro cotidiano: “terapia”.

Pero… ¿qué es esto?

Para intentar dar una explicación simple y tal vez un poco atrevida, una terapia es un tratamiento (un proceso) que se brinda con el objetivo desarrollar habilidades alteradas, deficientes o no desarrolladas; y que beneficien a quien la tome a nivel social, emocional, comunicativo, comportamental, cognitivo, físico, etc.

Centrándonos un poco más en nuestro contexto de educación, para abordar cada disfunción, existe todo un abanico de profesionales que se han especializado para tratarlas. Por ejemplo, para aquellos niños o jóvenes con algún tipo de alteración del comportamiento o emocionales están los psicólogos; cuando la atención, memoria y los hábitos son un interferente, se requiere un terapeuta ocupacional; pero si lo que se dificulta es la lectura, escritura o producir algún sonido el lenguaje el personal idóneo para esto es un fonoaudiólogo.

Si bien el tratamiento no tiene limitaciones de edad, está demostrado por estudios certificados en las diferentes disciplinas dirigidos por importantes investigadores, universidades e institutos a nivel mundial, que entre más temprano se puedan encontrar, corregir, mejorar o favorecer <<según sean las metas del proceso terapéutico>>, mejores podrían ser los resultados obtenidos.

Como cada niño y joven es un “mundo completamente diferente e irrepetible”, los terapeutas utilizan innumerables técnicas y estrategias por medio de diferentes métodos tradicionales y lúdicos; diversos materiales terapéuticos, herramientas físicas o tecnológicas (dependiendo los casos) con el objetivo de acercar el desempeño de los usuarios del servicio a los estándares esperados.

Cabe aclarar un par puntos, el primero relacionado con la serie de características, signos y síntomas más específicos que se convierten en factores de riesgo para ser tratadas por cada una de las áreas y que por tratar de englobar podrían ser pasadas por alto. El segundo, tiene que ver con una palabra utilizada anteriormente: Proceso, un tratamiento es básicamente eso, un proceso.

 

¿Por qué en mi época no?

Probablemente esta es una de las preguntas que más se hacen los papás cuando a los hijos se les recomienda terapias por primera vez, junto a las relacionadas con el desarrollo de las mismas, duración, costos, objetivos, etc.

Realmente ninguna de estas disciplinas son nuevas, pero una causa por la que para nosotros posiblemente lo son, es porque hasta las últimas dos décadas se ha ido formando la consciencia y se ha visto la importancia de integrar estas profesiones en el campo de la educación y todos los beneficios que recibe la población estudiantil en general.

Aunque ya se han dado los primeros esbozos para reglamentar legalmente la vinculación de los terapeutas a los colegios, éstos no están obligados a contar con estos servicios. Sin embargo, cada día es más común encontrar estas ayudas terapéuticas en los planteles educativos, lo que genera un Plus para las instituciones debido a su trabajo interdisciplinario para buscar el desarrollo integral de cada estudiante.

 

¿Mi hijo está enfermo?

Aunque normalmente no se haga manifiesta, esta es otra de las preguntas que quedan rondando en la mente de los padres en el momento de iniciar un proceso terapéutico.

La respuesta es NO, lo que ocurre frecuentemente es que estamos llenos de prejuicios y hacemos muchos supuestos. O relacionamos estas profesiones con el trabajo a nivel clínico y las patologías tratadas en ese ambiente.

Sin embargo, en el ámbito educativo difícilmente se habla de esos diagnósticos, debido a que estamos en el entorno de la educación regular y no especial; se trabajan con alteraciones, disfunciones o dificultades.

 

¿Moda o Necesidad?

Recientemente, el término terapia pareciera ser muy escuchado sobre todo en este contexto educativo, de igual manera el número de estudiantes que toman algún tipo de proceso terapéutico ha ido creciendo, si lo comparamos con algunos años atrás. Este aumento sumado a una gran cantidad de métodos alternativos en el mercado, mostrarían un tendencia a aumentar lo que se ayudaría a la percepción entre los padres de ser una moda. Pero realmente la incidencia con respecto al total de la población es muy baja. La única verdad es que la terapia es una NECESIDAD para los estudiantes que muestren algún tipo de interferente o alteración en su desarrollo teniendo en cuenta que en términos generales los aspectos que se trabajan terapéuticamente están relacionados con las habilidades que favorecen su aprendizaje y su desarrollo personal.

 

¿Qué hago como padre?

Tanto los expertos como en la práctica se consideran que involucrar a los padres es crucial para el progreso terapéutico del estudiante.

Los padres ayudan a determinar el éxito del proceso. Los niños y jóvenes que alcanzan con éxito todos los objetivos como resultado del trabajo terapéutico y con los mejores resultados a largo plazo son aquellos cuyos padres han hecho un seguimiento cercano al proceso.

La mejor forma de ayudarle a su hijo es realizando las actividades de estimulación en casa que le sugiera el terapeuta, para asegurar el progreso continuo y la práctica de los nuevos hábitos aprendidos.

Hay que ser conscientes que la terapia toma diferentes tiempos en cada niño, depende mucho de la edad, tipo de dificultad, la severidad de la misma, la edad en que se empieza el tratamiento y la cooperación en casa.

 

¡¡¡Advertencia!!!

Las intervenciones específicas en cada disciplina deben realizarse únicamente por terapeutas especializados en sus respectivas áreas (psicólogos, fonoaudiólogos y terapeutas ocupacionales); profesionales que según las necesidades particulares de cada uno de los estudiantes realicen un plan de trabajo encaminado a superar las dificultades.

Existen métodos alternativos en el “mercado” que brindan otras opciones y que prometen de manera “milagrosa” subsanar estas dificultades presentados por los estudiantes… muchos de estos no tienen ningún tipo de soportes ni estudios que realmente sustente su trabajo. Siendo concretos estas nuevas tendencias si pueden tomarse como una moda.

 

…en el Liceo de Colombia.

Un plus, así se mencionó anteriormente.

El Liceo de Colombia entiende la necesidad y relevancia de contar con un Equipo de Apoyo conformado por Psicólogas, Terapeutas Ocupacionales y Fonoaudiólogos. Quienes realizan un trabajo interdisciplinario y de la mano con las áreas de convivencia y académicas buscando brindar la mejor ayuda a los estudiantes para obtener el mejor desempeño en los ámbitos sociales y educativos.

 

 

EDWIN GERMAN RODRIGUEZ JURADO

FONOAUDIOLOGO

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

 


Fecha de publicación: 30/09/2015

  • Proyecto internacional
  • Proyecto bilingue
  • SGS
  • Caminando por Colombia
  • Bus esCol
  • Red Papaz
  • LMS
  • Política de Seguridad Vial
  • Clima Lab