En frecuencia contigo


CUTTING ¿MODA O RIESGO?

CUTTING ¿MODA O RIESGO?

Recientemente, se ha dado a conocer una conducta que algunos adolescentes – hombres y mujeres- vienen realizando denominada “Cutting”, que consiste en hacerse cortadas con bisturís, cuchillos o cortadores de cartón en zonas como  las muñecas, los antebrazos, el vientre y las piernas.

Hay una relación entre el cutting y el riesgo de suicidio?

No necesariamente, pero no hay que descartar el riesgo. No es un buen indicio que una persona tenga este tipo de conductas, ni tampoco es justificación que se trate de una “moda”. Que algo sea una moda o tendencia no es equivalente a que sea sano o conveniente.

En términos probabilísticos, no toda persona que incurre en esta conducta lo hace con una intención suicida, pero la probabilidad de identificar ideas e intentos de quitarse la vida en quienes realizan cutting es mucho más elevada comparativamente con quienes no.

Por qué una persona se hace cutting?

La evidencia apunta a que las motivaciones para este tipo de acciones son amplias y variadas. La más frecuente es un impulso originado por un estado intenso de ira, rabia o frustración. Cabe anotar que estas acciones son más comunes en personas con un rasgo de impulsividad marcado y manifestación de baja autoestima. En entrevistas realizadas, muchos adolescentes que han incurrido en el cutting tienen una descripción despreciativa de sí mismos. Adicionalmente, algunos refieren haber vivido experiencias traumáticas como abuso sexual, maltrato infantil, abandono afectivo, entre otros.

Una paradoja macabra

Quienes realizan esta práctica, dicen hacerlo porque después del corte, experimentan alivio y relajación. Esto sucede porque al cortarse se produce dolor y el cuerpo para mitigarlo libera endorfinas, una sustancia que alivia el dolor y produce bienestar. Es importante saber que hay otras vías para inducir la producción de endorfinas, pero menos dañinas, por ejemplo: hacer ejercicio intensamente por 30 minutos o comerse un chocolate.

Independientemente de si la persona lo hace como reacción impulsiva, por imitación o como una forma de llamar la atención, lo que hay que hacer es brindar atención y no pasar inadvertido el incidente. No hay que ser alarmistas, pero tampoco es prudente minimizar el hecho. Espere en nuestra próxima entrega algunas estrategias para prevenir y manejar estos casos.

Publicado por  Leonardo Aja director científico mailpapaz@redpapaz.org.

Agosto de 2015

 

 


Fecha de publicación: 07/09/2015

  • Proyecto internacional
  • Proyecto bilingue
  • SGS
  • Caminando por Colombia
  • Bus esCol
  • Red Papaz
  • LMS
  • Política de Seguridad Vial
  • Clima Lab